dimarts, 6 de desembre de 2011

Crianza Anticrisis

crianza anticrisis del bebé

Una de las medidas que más pueden ayudar económicamente a las familias cuando llega un bebé es la lactancia materna, colechar y adoptar un tipo de crianza corporal y natural. No es que deba ser esta la razón principal para decidirnos por dar el pecho o por llevar a nuestro hijo en brazos o dormir con él, pero sin duda la crianza anticrisis tiene también ventajas para afrontar la llegada de un bebé en estos tiempos.

Las familias invierten aproximadamente un cuarto de sus ingresos en sus hijos, pero tendríamos que analizar a fondo en lo que gastamos y si queremos mantener la calidad ahorrando, plantearnos otras opciones menos comerciales pero igualmente sanas.

Lactancia materna

La leche materna es gratis. La leche artificial viene a costar entre 12 y 20 euros el bote, lo que, al año, puede llegar a los 600 euros aproximadamente, o más, si incluímos biberones, tetinas, esterilizadores y calentadores.

Para dar el pecho no necesitamos nada, aunque en algunos casos será útil usar discos de lactancia o tener un extractor. Pero la leche es gratis, se produce en la cantidad justa en el momento preciso que el bebé la pide y no hay que preocuparse ni de esterilizarla, ni calentarla ni transportarla.

Si queremos invertir en algo sería en un libro como los del pediatra Carlos Gonzalez, aunque, normalmente, si tenemos internet podremos encontrar mucha información en las páginas especializadas o acudir a un grupo de apoyo antes de que nazca el niño para aprender lo que desconozcamos (que suele ser mucho).

Contando que los estudios indican que los niños amamantados enferman menos que los que reciben leche artificial y que ser amamantados incluso influye a medio y largo plazo en su salud, dar el pecho es una decisión que les proporcionará mejores defensas y nos ahorrará visitas al médico, compras en la farmacia y problemas en el trabajo.

Colecho

Comprar una cuna es bastante costoso, sobre todo si queremos una último modelo y nueva. Si nos decidimos a colechar la cuna nos va a sobrar, ocupa mucho sitio y no es indispensable, como demostramos los padres que nunca la hemos usado.

El último caso podemos pedir prestada una o comprarla en una tienda de segunda mano, pero, en principio, aplicando normas de colecho seguro vamos a poder disfrutar del descanso acompañados de nuestros hijos y beneficiarnos de sus ventajas, además de ahorrarnos una buena cantidad en cuna, colchón, sabanas, móviles para distraer al niño y protectores.

Transporte

Los cochecitos para bebé se han convertido en un elemento que parece casi indispensable y en elegirlo y comprarlo los padres gastan mucho dinero y energía. Para el recién nacido y el bebé no es un objeto que les haga falta, seguramente con un buen portabebé va a poder estar comodísimo, acompañarnos a todos sitios y dormir, incluso, mientras hacemos las tareas de la casa o paseamos.

Si sería indispensable comprar una silla para el coche y un portabebé, pero el gasto será mucho más reducido que si elegimos uno de esos complejos y caros carritos multiusos con todos los complementos a juego.

Higiene y alimentación

Respecto a los pañales, las familias que usan los lavables suelen indicar que, a la larga, el ahorro es considerable aunque la inversión inicial sea mayor, y otros, incluso, optan por no usar pañales de ninguna clase excepto por las noches, aprendiendo el método de la comunicación de la eliminación.

Si gastamos una media de 50 euros al mes en pañales desechables la cuenta pronto cuadrará a nuestro favor si hemos invertido en los lavables.

Además, podemos ahorrar mucho dinero si optamos por una alimentación natural y por usar los menos productos cosméticos posibles. Hacer los alimentos del bebé en vez de compar potitos,preparados de cereales industriales y leche artificial supone un gran ahorro sin que se vaya a resentir la nutrición del niño, sino todo lo contrario, pues nada hay más nutritivo que los alimentos naturales y poco procesados.

Arroz cocido, tapioca y sémola de maíz son unas magníficas maneras de darle los primeros cereales a los niños y, cuando incorporemos el gluten, podemos combinarlos con sopas de sémola de trigo, galletas caseras y pan.

Crianza anticrisis: lo natural es más barato y es sano

Aunque, como decía, el dinero no sea la razón de más peso para decidirnos por amamantar, colechar y usar un portabebé, sin duda son opciones que van a permitirnos ahorrar considerablemente cuando llega un bebé a casa y quizá, sobrellevar mejor la crisis o destinar ese dinero a cogernos una excedencia laboral o a vivir más tranquilos.

Fuente: Bebés y más | Diez consejos para dar una buena nutrición a los niños pese a la crisis, ¿Cómo hacer que los niños entiendan cuando hay problemas en la economía familiar?, Compras innecesarias,10 consejos para no arruinarnos con la llegada del bebé